El histórico goleador del Real Madrid tiene en su poder una lujosa casa cerca de la zona hotelera de Cancún, Quintana Roo con más de 900 metros cuadrados construidos, ocho pisos y siete albercas

Uno de los máximos referentes de la selección mexicana a nivel global es Hugo Sánchez, quien marcó más de 200 goles con el Real Madrid y que presume 19 títulos oficiales como jugador, por lo que se convirtió en uno de los futbolistas más exitosos en la historia de México.

Estos logros lo llevaron a amasar una gran fortuna monetaria, pues además de jugar durante 11 años en la élite europea con el Atlético de Madrid y Real Madrid, estuvo un año en el Club América y tomó las riendas de la selección nacional durante dos años, época en la que habría alcanzado casi la totalidad de sus ganancias ligadas al fútbol.

Además de invertir en sus múltiples negocios y sus propiedades en España, El Macho habría destinado una parte de su fortuna en una enorme casa cerca de la zona hotelera de Cancún, Quintana Roo, uno de los destinos turísticos más populares alrededor del mundo que tiene México.

La casa de Hugo se habría vuelto muy popular en los últimos años a raíz del surgimiento de las redes sociales y la expansión de Cancún, pues se volvió muy fácil de identificar al transitar por Boulevard Kukulcán, tanto que incluso ya no estaría en uso por el pentapichichi en la actualidad.

A pesar de que ahora no suele verse por ahí, es conocido que disfrutó de esta mansión durante varios años y la ocupaba como su sitio de descanso predilecto a principios del siglo XXI, cuando gozó de sus más de 900 metros cuadrados construidos.

Sus señas particulares más conocidas son las dos estatuas que se ubican casi en lo más alto del edificio, pues son perceptibles a simple vista desde la avenida más cercana y están orientadas al occidente de la casa, con vista hacia la laguna de Nichupté.

Ambas son en honor a su particular festejo con los dos puños en alto y a las tradicionales chilenas que lo convirtieron en estrella del fútbol español, en especial por la que se recuerda con la camiseta del Real Madrid ante el Logroñés en la temporada 1997-1998, con la que se erigió como un auténtico especialista de esta acrobacia.

Desde el exterior de la mansión se pueden observar sus más de siete niveles, en los que se alcanzan a identificar un mínimo de siete albercas de tamaño mediano y múltiples jacuzzis distribuidos a lo largo y ancho de toda la construcción.

Además de tener un acceso directo al mar con dos albercas al pie de la playa, se ubica en medio de dos terrenos vacíos que le han permitido mantenerse medianamente alejado de otros habitantes o turistas, por lo que su acceso es sumamente complicado al estar dentro de una zona privada con seguridad.

Su valor nunca se ha dado a conocer públicamente; sin embargo, se estima que este haya diluido conforme han pasado los años, pues algunas de sus bardas fronterizas cuentan con grafitis, césped descuidado e instalaciones sin mantenimiento.

Hoy en día Hugo Sánchez radica en España y tras la pandemia provocada por COVID-19 no suele ir seguido a México, por lo que además de tener esta mansión en desuso, su permanencia en la tierra que lo vio nacer se ha diluido en los últimos meses.

La última vez que estuvo cerca de regresar a su país fue en 2020, cuando Cruz Azul entabló negociaciones con el estratega para dirigir a la Máquina; sin embargo, las pretensiones económicas de Hugo no complacieron a la directiva y optaron por Juan Reynoso, el técnico peruano que cortó la racha de casi 23 años sin ser campeón.

About Post Author