El presidente ruso, Vladímir Putin, anunció este miércoles que ha decidido realizar “una operación militar especial” para defender Donbass.

Justo ahora se reportan explosiones en el este ucraniano y en Kiev, la capital.

El inicio de estas acciones ocurre luego de que Estados Unidos advirtió más temprano que la invasión a Ucrania comenzaría esta noche, ya que, según Antony Blinken, los rusos tenían todo listo para empezar una operación militar.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, había dicho horas antes que los líderes separatistas de Donetsk y Luhansk pidieron a las fuerzas rusas que entren en sus regiones separatistas en el este de Ucrania para “ayudar a repeler la agresión de las fuerzas y unidades armadas de Ucrania”.

“Los llamamientos subrayan que debido al deterioro de la situación y las amenazas de Kiev, los ciudadanos de las repúblicas se han visto obligados a abandonar sus hogares y su evacuación a Rusia continúa”, dijo Peskov, citado por la agencia de noticias oficial rusa TASS.

“El régimen de Kiev se concentra en resolver el conflicto por la fuerza”, afirma un llamado de los separatistas transmitido por Peskov.

No hay ninguna evidencia que sustente estas afirmaciones.

“Mientras continúa la agresión de las fuerzas armadas ucranianas, la infraestructura civil e industrial, las escuelas, los hospitales y los jardines de infantes están siendo destruidos en las repúblicas“, señaló, refiriéndose a las dos regiones del este de Ucrania que Rusia reconoció el lunes como naciones independientes.

“Lo peor es la muerte de la población civil, incluidos los niños. Las acciones del régimen de Kiev dan testimonio de la falta de voluntad para detener la guerra en Donbás”, según citó Peskov del texto de las cartas, sin aportar ninguna prueba.

El portavoz agregó: “Kiev continúa aumentando su presencia militar en la línea de contacto, recibiendo apoyo integral, incluido apoyo militar, de EE.UU. y otros países occidentales”.

De acuerdo al Kremlin, las tropas rusas están operando con el “propósito de evitar víctimas entre los residentes pacíficos y una catástrofe humanitaria”.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, acusó a Ucrania de apoyar un “genocidio” en la región de Donbás.

 (Agencias)

About Post Author