Nuevo León, 26 de Febrero.- Un sujeto, que recién salió de la cárcel tras siete años preso, asesinó brutalmente a su madre, su hermana y sobrina, en un presunto arranque de ira potenciado por las drogas.
Los hechos ocurrieron en el municipio de Guadalupe, en la colonia José Luis M., cuando el cuñado de Juan Martín N., el homicida, llegó a su hogar, para encontrarse con la sorpresa de que nadie le abría la puerta, pues había olvidado sus llaves.
Fue entonces cuando saltó hacia el patio e ingresó por la ventana.

Al entrar al sitio encontró a la joven Wendy Cortez de la Cruz, de 18 años, quién presentaba lesiones en el cuello, dos laceraciones en el cráneo y sin la mano izquierda. Al verlo entrar le pidió ayuda e indicó que su tío había asesinado a dos mujeres.

Autoridades arribaron al sitio y visualizaron los cuerpos de Estela de 84 años, quien presentaba heridas en el cuello y María de los Ángeles, de 48 años.

A los pocos minutos falleció Wendy.

Las autoridades implementaron un operativo de búsqueda para encontrar al sujeto, que tenía unas pocas horas de haber salido del Pneal, tras purgar una condena de siete años por robo, venta de drogas y violencia familiar.

El esposo y padre de las víctimas explicó a los medios locales que antes de ser apresado Juan Martín había sido denunciado en varias ocasiones por haber golpeado a las mujeres de su familia. Cuando se enteraron de que estaba a punto de salir libre, solicitaron protección por parte de las autoridades, pero les fue negado.

About Post Author