Un joven de 18 años murió anoche en Mendoza luego de recibir una descarga eléctrica al manipular un cargador de celular. El adolescente fue trasladado por su padre al hospital, pero murió en el centro de salud.

El trágico episodio ocurrió cerca de las 20:00 horas, en una vivienda ubicada en la localidad de Maipú, a unos ocho kilómetros de la capital provincial, cuando el joven, identificado como Ángel Andrada, fue hasta una habitación de su casa con intención de cargar su teléfono celular.

Momentos después, cuando el padre del adolescente ingresó al cuarto, se encontró con el joven tendido en el suelo con signos de quemaduras a simple vista. Rápidamente el hombre trasladó a su hijo hasta el hospital Paroissien, de esa localidad mendocina.

Al arribar al hospital, los médicos de la guardia asistieron al joven, pero no pudieron reanimarlo y constataron la muerte de Andrada a causa de “una descarga eléctrica”, además de presentar “quemaduras en cuello, en ambas muñecas y pie derecho”, indicaron desde el centro de salud.

En tanto, según la investigación en curso a cargo de la Oficina Fiscal 10, de Maipú, se caratuló hasta el momento el hecho como averiguación de muerte

Luego de tomar declaración al padre de la víctima, los efectivos policiales peritaron el cargador del teléfono y las conexiones eléctricas de la vivienda con el objetivo de obtener elementos para determinar la causa de la muerte.

About Post Author