Chetumal, 16 de marzo.- El incremento del precio del limón persa ha provocado que se disparen los robos de este cítrico a los productores del sur de Quintana Roo: tan sólo en la última semana se reportó la sustracción de más de 10 toneladas.

Javier Gutiérrez León, representante de los ejidatarios de Laguna Guerrero, comentó que ya solicitaron a las autoridades policíacas a que incremente el patrullaje en esta zona de producción, ya que la tonelada de este “oro verde” se cotiza hasta en 100 mil pesos, haciéndolo sumamente atractivo para los ladrones.

“Era común que en cada temporada los coyotes nos roben entre dos a tres toneladas de limón, pero con el precio del limón actual, ya van más de 25 toneladas las que nos han sustraído”, declaró don Gutiérrez.

Señaló que aunque ya han presentado varias denuncias ante la Fiscalía General del Estado por este tipo de robos, la lejanía de los centros de producción dificulta la rápida respuesta por parte de las patrullas, por lo que una vez que es reportado el robo pueden pasar hasta seis horas en que llegue la Policía, tiempo suficiente para que los ladrones hayan escapado.

“Lo que nos han dicho es que solo tienen una patrulla disponible para la zona rural, y está en Nicolás Bravo. Por eso pedimos una vigilancia permanente en la zona, al menos de manera temporal”, declaró el ejidatario.

Puntualizó que en la temporada pasada cuando el limón alcanzó el precio de 80 pesos el kilo las pérdidas que tuvieron por este tipo de robos fue de aproximadamente 2 millones de pesos. En esta ocasión, con el cítrico rondando los casi 110 pesos por kilo, llevan 5 millones de pérdidas y contando.

Advirtieron que si las autoridades no toman en cuenta sus reclamos, tomarán cartas en el asunto con sus propias manos, recordando que ya en años pasados han detenido a ladrones de huertos y estuvieron a punto de ser linchados.

About Post Author