ARGENTINA.- Magdalena Espósito Valenti y su pareja sentimental, Abigail Páez, mataron a golpes a Lucio Dupuy, de 5 años, hijo de Espósito, el 26 de noviembre de 2021, en La Pampa, Argentina. Los resultados psicológicos hechos a las mujeres señalaron que cometieron el asesinato “con plena conciencia” de lo que hacían, pues “interfería con la pareja y era varón”.

Las mujeres están detenidas en el Complejo Penitenciario No. 1 de San Luis, acusadas de ser las principales sospechosas del crimen, al que también abusaron sexualmente. Ninguna ha detallado cómo realizaron el crimen, pero quedaron en evidencia por la historia clínica del menor.

Los peritajes reiteraron que las mujeres asesinaron al niño porque “interfería en la convivencia de la pareja y por el desprecio que tenían hacia el género opuesto, ya que se habían declarado feministas”, indicaron fuentes judiciales.

Las acusadas rechazaron los once puntos periciales presentados por la familia del padre de Lucio, Christian Dupuy, pero los resultados psicológicos y psiquiátricos fueron “suficientes” para las autoridades.

El abuelo paterno de Lucio, Ramón Dupuy, refirió que Magdalena buscó quedar embarazada” de su nieto y tuvo a Lucio. “Que se haya arrepentido después es otro caso”, consideró.

“Ella ahora dice que no estaba preparada para ser madre, que no contaba con las circunstancias para abortar, pero eso no es lo que ocurrió. En su momento, se fue a vivir a Luján con Christian buscando quedar embarazada”, indicó a Crónica DH.

Ramón habló de la acusación por abuso sexual al menor e informó que “las dos violaron al nene. Mandaron a analizar el ADN de los juguetes sexuales que tenían y dieron positivo. La situación es muy dolorosa”, señaló angustiado porque las dos mujeres estaban juntas y mataron a Lucio.

Según el expediente, en el momento en el que el niño sufrió una descompensación estaba en su casa junto a Páez porque Espósito Valenti se había ido a trabajar.

La pareja quiso llevarlo a un sitio para atender emergencias, pero estaba cerrado y lo trasladó, junto con una vecina, al Hospital Evita, donde llegó muerto.

La autopsia reveló que padeció múltiples golpes y fracturas y tenía marcas de mordeduras y quemaduras de cigarrillo previas. (Fuente: Proceso)

About Post Author