Solidaridad.- La Fiscalía General del Estado de Quintana Roo informó que agentes de la policía de investigación capturaron a Emmanuel “L”  por su probable participación en la comisión del delito de feminicidio en agravio de una víctima de identidad reservada y posible violación de dos mujeres en un inmueble en Playa del Carmen el pasado 26 de junio.

El domingo pasado, se reportó al número de emergencias el incendio en una casa ubicada en la calle de alondras en el fraccionamiento Villas del Sol, dentro de la vivienda estaba una niña de tres años de edad quien –aparentemente- había perdido la vida a causa de la misma conflagración. Sin embargo, los fiscales, agentes de la policía de investigación y los peritos de diversas especialidades, recabaron entrevistas, evidencias y datos de prueba, mismos que fueron incorporados a la carpeta de investigación.

Tras practicarle la necropsia a la víctima, los médicos forenses identificaron abuso sexual y determinaron que la causa del fallecimiento de la niña fue por asfixia intencional y directa, por lo que se descartó que su deceso fuera derivado del incendio en el lugar donde habitaba la niña.

Los actos de investigación, trabajos de campo y gabinete permitieron a los agentes ubicar al agresor y, -tras solicitar y obtener la orden de aprehensión otorgada por un juez-, el personal de la FGE Quintana Roo cumplimentó la instrucción judicial en contra de Emmanuel “L” -padre biológico de la niña- y quien fue puesto a disposición del fiscal del Ministerio Público adscrito a la Fiscalía Especializada en la Investigación y Persecución del Delito de Feminicidio y posteriormente será trasladado ante el juez que lo requiere para enfrentar los delitos de abusos sexuales y feminicidio en agravio de la niña, quien tenía la edad de tres años.

Sin embargo el drama no termina aquí: resultó que el sujeto había ‘robado” a la madre de la niña cuando ésta tenía apenas 13 años, llegando a violarla en múltiples ocasiones, hasta dejarla embarazada en tres ocasiones, aunque a golpes provocó aborto en dos ocasiones.

También se reveló que Emmanuel abusaba sexualmente de manera constante a su hija desde que tenía dos años de edad, amenazando de muerte a la madre para que no lo denunciara, aprovechando que su familia vive en Tabasco y habían cortado comunicación.

Cuando abusó sexualmente de su propia hija la última vez, terminó asesinandola, por lo que fingió el incendio para ocultar su crimen.

Hubiera logrado su propósito de escapar de no ser porque su pareja lo denunció.

About Post Author