Padres de familia acudieron furiosos a un Jardín de niños al enterarse de que dentro del recinto uno de los menores fue abusado sexualmente.

Alrededor de las 8:00 de la mañana muchas personas se congregaron en la entrada del kínder Tumben-Ek exigiendo hablar con el director para que les explique por qué trabaja con él, un presunto pederasta.

El acusado de este espantoso crimen es un intendente cuyo nombre desconocemos, los tutores aseguran que el trabajador abusó a una niña de tercer año.

El encargado del colegio no quiso hablar ni con la reja cerrada, además lo señalan de haber tomado una actitud evasiva y agresiva amenazando a la mamá de la víctima.

Las autoridades aún no han declarado una versión oficial de los hechos, por lo que algunos datos no están disponibles por el momento.

Los padres temen por sus hijos y desean que la fiscalía haga justicia en caso de que el hombre señalado resulte responsable.

About Post Author