Para manifestar su inconformidad ante el director del plantel por un supuesto abuso sexual de un trabajador de limpieza hacia una menor de tercer grado, padres de familia del jardín de niños Tumben-Ek de Cancún se plantaron ayer por la mañana en las afueras del plantel. Sin embargo, la dirección encubrió al presunto culpable.

Desde hace dos semanas, la madre de la menor levantó oficialmente la denuncia ante las autoridades, por lo que tanto el director, como las maestras y el trabajador fueron notificados para dar inicio con el protocolo para la prevención, detección y actualización en casos de abuso sexual infantil.

La menor fue retirada del plantel por parte de su madre, a quien se le entregó toda su documentación, mientras que la directiva afirmó que el intendente fue separado de sus actividades y ha sido resguardado por las autoridades para iniciar con las pruebas de investigación.

El caso tomó más fuerza entre los padres de familia, luego de que las maestras del jardín de niños enviaran a los grupos WhastApp, con los que se mantienen en comunicación con los tutores, un mensaje en el que se les indicaba que el intendente del plantel se ausentará por unos días “por vacaciones” y se requerirá de su apoyo en la limpieza de las aulas educativas.

“Buenas tardes. Les comento que a partir de esta semana el intendente solicitó un permiso, por lo tanto, solicitamos su apoyo para cuidar y lavar baños. Los días lunes una mamita por día para barrer y trapear el salón”, decía el mensaje que fue enviado el 19 de septiembre.

Los padres de familia aseguran que durante la semana que se levantó la denuncia, tuvieron reunión con las maestras y no se les notificó de la situación, lo que causó molestias e inconformidades que fueron expuestas ante el director.

“Lo que nos enoja es que se haya ocultado el caso, sobre todo luego de que se les notificó que se había hecho la denuncia… así con qué confianza quieren que dejemos a nuestros hijos”, refirió una de las madres protestantes.

Ante esta acusación, el director del plantel, Renán Interian, explicó que se tomó esta medida como parte de los lineamientos del protocolo estatal, que se deben seguir ante este tipo de situaciones.

“No se les comentó a los padres de familia porque queríamos evitar este tipo de rumores o malos entendidos… El protocolo nos pide que resguarden la identidad de la niña, evitar crear pánico entre ellos mismos hasta que se hagan las investigaciones pertinentes para que no se hagan ese tipo de señalamientos hasta que tengamos un resultado”.

De acuerdo al director, el caso ya se encuentra bajo investigación y por el momento no se puede indagar en detalles para evitar entorpecer las investigaciones. Asimismo, refiere que el trabajador está en la mejor disposición de participar en las pruebas de investigación necesarias para demostrar su inocencia.

“Siempre y cuando las autoridades así nos lo requieran, tanto las maestras como de forma personal y el trabajador, estaremos en la mejor disposición de colaborar con lo que se requiera”.

Los padres de familia solicitaron que se les notifique sobre el regreso del intendente, para que de forma anticipada inicien con la recolección de firmas para que se le sea retirada su plaza al trabajador.

Por lo pronto seguirán apoyando en cuanto al proceso de limpieza de las aulas, en lo que les designan a un nuevo trabajador o trabajadora de limpieza.

About Post Author