A través de redes sociales han denunciado una presunta red de trata de niños en el Caimede de Mérida; así mismo señalan que los menores son víctimas de abusos sexuales.

Fue el periodista y creador de contenido Fernando Salvador quien habría sido uno de los primeros en alzar la voz, al lanzar una serie de reportajes e investigaciones indicando que en las instalaciones del Centro De Atención Integral Al Menor En Desamparo (Caimede) se lleva cabo el tráfico de niños, así como abusos y delitos sexuales en contra de los menores.

El periodista aseguró que las autoridades municipales y estatales están al tanto de lo ocurrido, pero que nadie ha hecho nada para detenerlo, pues asegura que están involucrados altos funcionarios del Gobierno.

Salvador también asegura que son empresarios yucatecos quienes presuntamente venden a los niños a través de una red y estructura bien organizada, señalando que incluso hay un “catálogo” con los menores.

Por su parte, Dariana Quintal Narváez, abogada y representante del Movimiento Yucatán Ya No Más Negocios con Nuestros Hijos, lleva años denunciando los abusos que viven los menores dentro de las instalaciones del Caimede.

Quintal ha señalado que la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia (Prodemefa) desde hace varios años ha llevado a cabo el tráfico de personas con niños de familias que viven en zonas marginadas de la ciudad de Mérida y del interior del estado.

La abogada indicó que se aprovechan que las familias tiene muchas limitaciones económicas y les quitan a sus hijos argumentando que los maltratan y las familias al no poder pagar a un abogado no pueden recuperar a sus hijos, quienes se convierten en víctimas de trata de personas y abusos sexuales.

“Una vez que los niños están a cargo del estado, es la Prodemefa la que se encarga de canalizar a los niños a un albergue llamado Caimede y es así donde empieza toda esta línea de corrupción, de tráfico de menores. Hoy por hoy puedo decir que se ha venido traficando con niños, estos niños que han sido despojados de sus padres” señaló.

Quintal reveló que el Caimede ya ha cometido abusos sexuales en contra de algunos niños y que fue la misma Promedefa la que exhibió la situación, pese a ello, los acusados quedaron absueltos del delito de violación equiparada, ya que los niños no pudieron reconocer a sus agresores.

Uno de los casos de abuso que se vivió en el Caimede de Mérida es la historia de una niña de 12 años, quien fue violada y quedó embarazada. La menor pidió ayuda a la procuraduría y se solicitó que ella registrara al niño ante el Registro Civil, pero al final el Caimede se hizo cargo de ambos y tanto la niña como el bebé fueron dados en adopción.

About Post Author