Una mujer identificada como Erika, de 29 años de edad, acusada de violar y grabar a sus hijos, de 7, 4 y 1 año de edad, fue sentenciada a 41 años de prisión, así como pagar una multa por la cantidad de 96 miil 412,44 pesos, por delitos de violaciónpornografía infantil y corrupción de menores.

Los hechos ocurrieron en junio de 2021, en la localidad de Calderitas, municipio de Othón P. Blanco, donde la madre obligaba a realizar actividades de índole sexual y registraba a las víctimas, utilizando fotografías y videos, para luego mandarlos a su esposo vía WhatsApp, quien está preso en el Centro de Reinserción Soscial (Cereso) de Chetumal.

Una denuncia anónima realizada a través de la página de la Fiscalía General del Estado (FGE Quintana Roo), derivó en el inicio de la carpeta de investigación correspondiente, en la cual, mediante orden de cateo se consiguió el aseguramiento de un dispositivo tecnológico en el que se halló la evidencia.

La autoridad jurisdiccional, luego de evaluar la solicitud del procedimiento abreviado, las evidencias presentadas por los fiscales especializados y ante la aceptación de la ahora sentenciada de haber cometido los hechos que se le acusaban y de aceptar ser juzgada con los medios de convicción ofrecidos por la representación social, dictó la sentencia condenatoria.

About Post Author