CIUDAD DE MÉXICO, 10MARZO2020.- Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo, y Gloria Guevara Manzo, presidenta del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés), durante la presentación de la Cumbre Mundial de Viajes y Turismo, que se celebrará en otoño de 2020, en Cancún. FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM

Por concepto de retenciones a burócratas y particulares, el ex gobernador Carlos Joaquín González, dejó una deuda por 169 millones de pesos, la cual fue heredada a su sucesora, María Elena “Mara” Lezama Espinosa.

Por tal motivo, la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) solicitará convenio con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para pagarle en parcialidades.

Sin embargo, no especificaron si estas retenciones ya se le descontaron a los burócratas, o si es la parte que le corresponde al Gobierno del Estado. Tampoco aclararon si se trató de un desvío de recursos o a dónde fue redirigido este recurso.

Los pasivos circulantes reportados por la actual administración estatal ascienden a siete mil 156 millones de pesos. Sumados a la deuda pública de la entidad exceden los 27 mil.

A pesar de lo anterior, el secretario de Finanzas y Planeación, Eugenio Segura Vázquez, expuso está garantizado el pago de los trabajadores y gasto corriente durante lo que resta del presente año.