Belinda disfruta su presente con conciertos y eventos, pero también continúa trabajando en la segunda entrega de «Bienvenidos a Edén». La cantante además sigue en su rol de empresaria con su línea de suplementos alimenticios de colágeno. Pero en medio de sus contratos laborales, existen algunos que le han traído problemas. 

Desde hace varios años, Belinda se ha convertido en embajadora de marcas reconocidas que la eligen para sus campañas promocionales. Una de ellas proviene del sector del calzado, que recientemente ha lanzado nuevos modelos de zapatos. Pero esta podría ser la última vez que la artista colabore, ya que ha tenido inconvenientes de tipo contractual. 

Según la información recogida por el reportero Gabriel Cuevas, la actriz nacida en España está a punto de enfrentar una demanda por haber incumplido el contrato con la marca de calzado. 

Lo que dijo el conductor de «Venga la alegría» es que la expareja del cantante Christian Nodal asistió al evento de lanzamiento de los nuevos modelos de la firma, pero cuando le preguntaron por la ruptura con el cantante de música regional, huyó para evadir a los medios presentes. 

«A Belinda la habían contratado por esta marca de calzado y ella no había cumplido, por lo que la demandaron por incumplimiento de contrato, porque se le había pagado antes de la pandemia», fue lo que explicó el periodista. 

Lo que sucedió luego es que se limaron asperezas, la cantante asistió al reciente evento y se habría frenado el conflicto. Fue Pedro Montiel, quien está a cargo de las relaciones públicas de la empresa, el que reveló:

«Quien había hecho todo, y no de la mejor manera, había sido la mamá de la cantante, pero bueno, creo que ya pasaron esas fricciones, ya se llevó a cabo este evento, eso habla de que a lo mejor y fue el último, para finiquitar el contrato pendiente».

Pero este no parece ser el único caso de demanda contra la actriz, ya que también tendría un problema con coristas que desde hace varios años reclaman que la artista les pague lo que debe.

Cuevas mencionó que la intérprete de «Luz sin gravedad» fue acusada por parte de coristas a las que supuestamente no les pagó. 

«Thalía Cota fue corista de Belinda, ella nunca le pagó ni a ella ni a varias y estas mujeres han puesto desde hace mucho tiempo una denuncia por incumplimiento de contrato, y hasta el día de hoy no les ha pagado», fue lo que dijo el comunicador.

About Post Author