Según la federación, el exfutbolista adquirió los derechos para realizar la Copa Davis por 25 años, en un contrato que firmaron en 2019.

Sin embargo al fallar las negociaciones para reducir el costo de 40 millones de euros de cada edición, la empresa Kosmos, propiedad de Piqué habría decidido dar por terminado el contrato.

Motivo por el cual la federación buscará que pague la cantidad que adeuda.

Según el medio Sport, “La Federación Internacional de Tenis está estudiando las medidas legales contra Gerard Piqué y su empresa por las deudas acumuladas y por daños y perjuicios por la mala imagen que transmite el final de dicho acuerdo”.

About Post Author