TORREÓN.- La tarde del pasado 22 de enero se registró un lamentable accidente que causó la muerte de un bebé. La abuela del pequeño le dio de beber el contenido de un jarabe para la tos; sin embargo, lo que había en su interior era veneno. Los hechos ocurrieron en la ciudad de Torreón, Coahuila.

El menor se encontraba bajo los cuidados de la mujer, quien con el propósito de ofrecer alivio al malestar físico de su nieto, que tosía mucho, decidió ofrecerle un medicamento; pero esto provocaría el fallecimiento del niño cuyo nombre era Luis Eduardo. 

Cuando ocurrió el incidente, el padre del menor estaba internado en el Hospital No.16 del IMSS, ubicado sobre el Bulevar Revolución de la ciudad de Torreón, mientras que la madre del niño cuidaba de su esposo, razón por la cual el infante era atendido por su abuela.

La abuela le suministró la dosis que se indican en las instrucciones del frasco, pero al ser ingerido por el bebé causó reacciones adversas en él, comenzó a convulsionarse, por lo que fue trasladado a la misma área de urgencias del Seguro Social donde se encontraban sus padres.

Al llegar al lugar, personal médico le informó a la mujer que su nieto había fallecido, por lo que la muerte del menor fue reportada ante la Fiscalía General del Estado de Coahuila (FGEC) Delegación Laguna uno, y el cuerpo fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense, para realizara la necropsia.

Como parte de los trabajos de la unidad de Servicios Periciales de la Fiscalía local, los agentes acudieron al domicilio en búsqueda del frasco, en donde confirmaron que contenía veneno. Hasta el momento no se ha dado a conocer la dirección del lugar donde ocurrieron los hechos ni las razones por las que había garrapaticida asuntol y no jarabe en esa botella; sin embargo, las autoridades correspondientes ya iniciaron las investigaciones sobre el caso.

Fuente: El Heraldo de México

About Post Author