Un joven perdió la vida​ en un accidente de motocicleta, su familia decidió donar sus órganos justo el día de su cumpleaños.

El adolescente era estudiante de preparatoria y trabajaba en sus ratos libres, sin embargo perdió la vida el pasado 3 de octubre en un accidente vial.

Sus familiares decidieron realizar la donación de sus órganos para ayudar a salvar a dos niños  que estaban en lista de espera por insuficiencia renal.

Sus familiares declararon que José era un joven amable y que estaría dispuesto a donar sus órganos.

Ellos declararon: “Él no le negaba amistad a nadie, no importaba que sea blanco, negro o morado y esa manera de vivir nos hizo feliz y nos hará felices al trascender”.