Debido a que los trabajadores de los servicios de emergencia viven bajo constante estrés y en una lucha interminable por hacerse con lesionados, la tensión puede desbordarse, tal como ocurrió en calle de la CDMX, donde un par de paramédicos casi inician una pelea al atender un accidente.

Y, aunque es poco sabido que los trabajadores de los servicios de emergencia cuentan con la capacitación suficiente para salvar vidas, los salarios que perciben son bastante bajos, tomando en cuenta el peligro que enfrentan todos los días.

Es por eso que, en ocasiones, deben cubrir turnos extra para poder obtener un sustento que les permita vivir con algunas comodidades básicas, puesto que los $6,440.00 pesos promedio que ganan no son suficientes, sobre todo para las mujeres, quienes pueden percibir hasta $5,550.00.

En un llamado de emergencias a causa de un accidente de tráfico en la CDMX, dos ambulancias arribaron al lugar para atender a los heridos, pero en medio del caos y la multitud reunida, un paramédico le reclamó de forma agresiva a otro sobre una cartera, lo que llevó a un intercambio de palabras.

Pero la situación escaló rápidamente y el contacto físico no se hizo espera, por lo que varios compañeros de ambas corporaciones y elementos de la policía intervinieron para detener la pelea y centrase en los lesionados, de los cuales se olvidaron por estar discutiendo.