El fondeadero a un costado del Muelle San Miguel en Cozumel se vio afectado recientemente con el robo de la embarcación denominada “El Rey”. 

Ante este incidente, los propietarios de la embarcación han solicitado la colaboración de la Apigroo para revisar las cámaras de videovigilancia en busca de evidencias, mientras ofrecen una recompensa de 100 mil pesos a aquellos que proporcionen información conducente a la localización de la embarcación sustraída. 

El gerente de operaciones del Muelle San Miguel comentó que, al recibir el reporte del robo, se realizaron verificaciones mediante las cámaras enfocadas hacia la estructura del muelle para recopilar pruebas que respalden el acto delictivo. 

Las imágenes recabadas se ofrecerán a la Fiscalía General de Justicia (FGE) en el momento en que lo requieran, subrayando la disposición de los administradores portuarios para cooperar con las autoridades en el esclarecimiento del caso. 

El proceso de colaboración incluye la entrega de información a solicitud de las autoridades, evidenciando el compromiso de contribuir en la investigación. 

Además de la colaboración con las autoridades, los propietarios de “El Rey” ofrecen una recompensa de 100 mil pesos a quien proporcione datos que conduzcan a la recuperación de la embarcación robada. 

La embarcación desaparecida es la tercera víctima de robo en lo que va del año en la zona, evidenciando una preocupante tendencia de inseguridad marítima.En este contexto, la comunidad marítima se moviliza para abordar el aumento de robos, mientras los propietarios aguardan el aporte de la ciudadanía para recuperar a “El Rey” y frenar la ola de delitos náuticos.