Una mujer denunció que fue agredida física y verbalmente por un sujeto afuera del bar Bombay Roma Club localizado en la alcaldía Álvaro Obregón. Sin embargo nueva evidencia permitió comprobar que ella fue la que inició los actos violentos en contra del joven.

Selene y su amiga salieron del evento de reggaetón Flow Fest en el Autódromo Hermanos Rodríguez el fin de semana pasado. Subieron a su automóvil y se dirigieron a la colonia Roma, en la alcaldía Cuauhtémoc. 

De ahí optaron por ir al número 291 de la avenida Álvaro Obregón, donde se localiza el bar Bombay Roma, sin embargo, la joven de 25 años acusó que afuera del establecimiento fue agredida física y verbalmente por un amigo que la empujó causándole quemaduras en varias partes del cuerpo tras rasparse con el asfalto.

El 26 de noviembre, cerca de las 02:30 horas, recibió “un ataque por parte de Carlos, presunto gerente de un establecimiento nocturno”, según denunció en redes sociales, donde compartió fotos de las heridas que sufrió. Selene compartió que él las insultó y al grabar lo que pasaba, el hombre, dijo, le arrebató el teléfono celular, “destruyéndolo y dejándolo inservible”.

“Al reclamarle que se me pagara el celular, me agredió físicamente, empujándome por la espalda con toda la fuerza mientras yo corría, lanzándome al piso, causándome heridas graves y dándose a la fuga. Afortunadamente lo puedo contar, pero pudo pasar a mayores, pegándome en la cabeza y descalabrándome o en la banqueta, pasarme un vehículo por encima”, manifestó.

Selene ya había asistido anteriormente a Bombay Roma, pero hace unos cinco meses fue vetada para no entrar, pues según cuenta, su amigo Carlos le prohibió pasar porque ella había contado a su novia que “la estaba engañando con otra muchacha”-

El trabajador que las invitó, dijo Selene, tal vez desconocía el antecedente entre ella y Carlos y les comentó que no había problema, que él vería la forma para que ambas ingresaran, pero nada de ello ocurrió. Ambas llegaro pero en ese momento se acercó Carlos manifestando que no podía ingresar, mientras la insultaba, según relató la joven.

“Le dije a mi amiga, sabes qué, mejor vámonos, para qué nos quedamos aquí. Me acerco al stand del valet parking que está justo enfrente de la cadena, a la altura de la acera, y pido mi auto (…) el sujeto me seguía gritando y yo ignorándolo. Obviamente si te están diciendo cosas pues te enojas y ya hubo un momento en quedamos más cerca y me empieza a decir ‘luego por eso las matan’, no como amenaza, pero ya más graves las palabras”, mencionó la joven.

Aclaró que el hombre le tomó su celular y se lo tiró, destruyéndolo. Ella lo siguió hasta su camioneta, pero el sujeto aceleró mientras ella estaba recargada.

“Entonces, yo por la inercia de que estoy recargada en la puerta empieza a jalarme el carro como unos tres o cuatro metros, y en eso sólo siento dos manos por la espalda que me empujaron con fuerza y suelto la puerta de la camioneta, salgo volando y caigo de barbilla; por la inercia y la velocidad todo el pecho se me raspó con el asfalto. Cuando caigo veo que sube a la camioneta y se van a la fuga”.

Posteriormente su amiga la ayudó a sentarse y apretó un botón de auxilio de un poste del C5 para pedir una ambulancia, pues Selene no sentía la respiración y “tenía el cuerpo lleno de sangre” por una herida en el mentón. La joven fue atendida por paramédicos de la Cruz Roja, la subieron a la unidad y después llegó una patrulla de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), quienes tomaron conocimiento de los hechos narrados por testigos.

La mujer, luego de ser atendida, acudió a la agencia del Ministerio Público para iniciar la denuncia correspondiente por los hechos ocurridos, no obstante, señaló que el médico legista que la atendió no la revisó bien pues por las gasas que le habían puesto los paramédicos “no vio que tan profunda era la herida de la barbilla, no vio el dedo que sangraba mucho porque se voló toda la uña, y las quemaduras del pecho también tenían gasas” y “las clasificó como heridas que sanan en menos de 15 días”.

Carlos da su versión de los hechos

Carlos, quien la habría empujado, contó que ella llegó al bar Bombay Roma “en estado inconveniente” tras salir del Flow Fest, y que Selene quiso entrar y lo chantajeó con publicar unas imágenes íntimas de él. Incluso, que la joven de 25 años dañó la camioneta y que “es muy conflictiva” y que ha tenido problemas en otros bares.

Sin embargo, Selene afirmó que eso no es verdad ya que sí “había tomado, pero estaba consciente” y recordaba todo. Mientras que de las fotos íntimas, según dijo ella, era un video grabado por él con el celular de ella y en el que se le ve besándola.

“Yo no me puse agresiva en el sentido de querer entrar, yo ya había pedido mi vehículo (al valet parking) para irme. Le dije ‘no te preocupes, no me dejes entrar, no pasa nada’. Mi intención no era entrar, mi amiga le dijo a su amigo (el que las invitó) que sí íbamos a ir, pero cuando vi todo el tema, mejor le dije ‘vámonos’, yo ya no quería estar ahí”.

En su publicación en redes sociales ella señaló que su agresor es “director de un establecimiento nocturno”, Carlos comentó que eso es un error y que él se encarga del control de reservaciones en diferentes lugares y no sólo a Bombay Roma como relacionista público.

https://twitter.com/i/status/1732217640427336107

“Esa persona es muy conflictiva, muy conflictiva, de hecho en todos los lugares es señalada por eso y muchas personas y en muchos lugares no la dejan pasar, porque crea conflictos. Ella jamás tuvo acceso al lugar y ella venía del Flow Fest, llega tomada y llega a amenazar al lugar con la finalidad de acceder. Me empieza a mandar mensajes para querer acceder. Ella me agredió, me pegó, hay un video incluso, pero estos videos creo que los vamos a sacar cuando obtengamos otra información porque son dos videos los que tratamos de conseguir”.

“Ella amenazaba con publicar ciertas fotos íntimas mías que también la involucran a ella, entonces ahí se suscitó todo eso. Me empieza a golpear en la entrada y al momento que me empieza a golpear me hago para atrás, yo no la golpeé en ningún momento y en el video se van a esclarecer las cosas. Al momento me sigue insistiendo, me sigue retando como en sentido de que iba a subir esas cosas, yo con lo que pude desquitar fue sí, agarrar su celular y azotarlo en el piso y lo lancé, eso sí es cierto y cuando hago eso, ubica mi carro porque ya tenemos una amistad de hace como ocho años” contó Carlos.

Fue entonces que, comentó él, Selene le dijo ‘¿sabes qué?, no te preocupes, unas por otras, sé cuál es tu camioneta y voy a pegarle’. Carlos contó que le dio las llaves a su amigo para que éste moviera la camioneta y empezó “a escuchar cristalazos” ya que ella “abrió la puerta y se trepa a la camioneta y le sigue pegando a la puerta con tal de subirse”.

“Cuando le quería pegar a la camioneta, llegué corriendo y sí, sí la empujo, ahí si la empujo y solamente fue esa parte y solamente fue esa parte. Obviamente ella se fue de cara, no metió las manos, ya está la demanda, está todo legal. Lo que intenta ella es difamar, difamarme a mí (…) sé que hay cosas que no son justificables, y hay otras que al final del día esa mujer lleva al límite a las personas y hay muchas personas que igual la conocen”, señaló Carlos.

Para él, lo publicado por Selene en redes sociales “está muy chantajista” y “no está contando las cosas realmente como sucedieron y al final ahorita con el tema del feminismo, está muy lanzado”. Carlos aseguró que no ha sido citado por alguna autoridad ministerial y no se está escondiendo, sino “dar la cara como pasaron las cosas y enfrentar las consecuencias que se tengan que dar para los dos porque para una pelea o una discusión se necesitan dos personas”.

“Sé que a lo mejor si ella empieza a publicar cosas mías sin mi consentimiento, igual y se puede meter en un tema, pero pues aquí fue como que la desesperación de que, me pega en entrada; dos, me sigue diciendo cosas y tres, que se me cae a mí el celular cuando quiero ir a mover mi camioneta, porque la quería desde un principio mover yo, se me cae mi celular, lo agarra su amiga y afuera del establecimiento me siguen golpeando ellas con bolsas y como en el sentido de robarme mi celular”.