Un hombre de 72 años estuvo a punto de terminar en la cárcel por el presunto robo de un shampoo en un supermercado de Yucatán. Afortunadamente el policía que acudió al lugar no sólo lo defendió, sino que pagó el producto para evitar llevárselo.

Los hechos ocurrieron ayer en el súper ubicado en la calle 80 por 29 y 31 de la colonia centro de Progreso, cuando los vigilantes del lugar detuvieron al abuelito, el cual supuestamente se había robado un producto.

El sujeto, de nombre Gonzalo N., explicó que todo se trató de un error ya que había pagado su compra: un paquete de pan blanco, jamón, mayonesa y un pedazo de lechuga. Sin embargo no había notado que en la parte de abajo había un shampoo.

Don Gonzalo intentó defenderse alegando que no era suya la compra, pidiendo que las cámaras de seguridad comprueben que el producto ya se encontraba en el carrito desde antes, pero le respondieron que el equipo no funcionaba.

Mientras los guardias exigían una patrulla, pues don Gonzalo dijo no tener dinero para pagar el cargo extra, el acompañante del abuelito, su nieto de ocho años, lloraban asustado.

Al sitio llegó la policía de la SSP para detener al hombre de la tercera edad, pero todo se arregló luego de que uno de los oficiales se ofreció a pagar el producto, que rondaba en unos 100 pesos.

También le ofreció comprar una despensa más amplia, a lo cual los testigos estuvieron de acuerdo en cooperarle, pero siempre y cuando lo compraran en otra tienda.

Y fue así como el abuelito logró juntar 500 pesos de despensa, derramando ahora lágrimas de emoción.

Así que al final lo dejaron libre, pero con una crisis nerviosa, misma que fue controlada gracias a las personas que estaban con él. Por el momento se desconoce la identidad del patrullero.