Una mujer se arrojó a las llamas de un incendio para poder salvar a sus dos hijos. Y aunque lo logró, lamentablemente al final perdió su vida.

Los hechos se registraron la madrugada de este viernes en una vivienda ubicada en la calle Héroes de Nacozari número 1809 de la colonia Talleres, en Monterrey, Nuevo León.

En el sitio se confirmó que el fuego comenzó en la lavandería y almacén, que está a la altura del patio, por un corto circuito de la conexión de un celular.

Al momento de sus sucesos, en el interior del inmueble estaban los dos hijos, unos gemelos de 11 años, mientras los padres se encontraban en la parte de abajo, atendiendo a los clientes.

Cuando las llamas se propagaron los vecinos tomaron a la madre para que no entrara. Sin embargo y sin importarle su integridad, la mujer sacó fuerzas sobrehumanas para superar a los cuatro hombres que la sostenían, adentrándose entre las llamas.

Tras varios minutos la mujer logró encontrar a sus pequeños y aventarlos por una ventana, donde los esperaban los vecinos. Lamentablemente falleció por intoxicación, al estar expuesta de manera prolongada al monóxido de carbono.

La víctima mortal de los sucesos fue identificada como Érika Pérez Zavala, de 40 años; el padre de familia es Juan Manuel Contreras, de 49, y los hijos de ambos son: Tadeo y Sergio Contreras Pérez, ambos de 11.