GUANAJUATO, Gto. (apro).- Un agente de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE) y sus dos hijos murieron asesinados y quemados en el interior de su casa en Abasolo, cuando hombres armados entraron a dispararles y posteriormente lanzaron un artefacto explosivo que incendió la vivienda, en un ataque directo.

El reporte de corporaciones municipales de Abasolo señala que fueron avisadas del incendio cerca de las 5 de la tarde del martes. La casa se localiza en la Privada de San Ramón de la colonia Potrero de los Martínez.

Pero al llegar los Bomberos y elementos de Policía, Protección Civil y otras corporaciones, se les informó que una mujer que también vive en la casa fue trasladada en ambulancia a una clínica, con lesiones por quemaduras.

Por lo menos 20 casas vecinas fueron evacuadas ante el incendio.

Cuando los Bomberos y el personal de Protección civil lograron controlar y apagar el incendio e ingresaron a la vivienda, encontraron los cuerpos de tres personas; un adulto y dos jóvenes menores de edad. Estaban calcinados.

Vecinos mencionaron que varios hombres armados habían entrado por la fuerza a la casa y que posteriormente se escuchó una fuerte explosión y comenzó el incendio.

Algunos familiares que llegaron a la casa lograron identificar al agente de las Fuerzas del Estado, quien tenía 46 años, así como a sus dos hijos, uno de 18 y un niño de 11 años.

El mismo martes por la noche, otro policía, éste integrante de la Secretaría de Seguridad de Comonfort, fue acribillado cuando se encontraba en su patrulla junto con su compañero, en la colonia Obrera de esa ciudad.

El otro agente resultó herido. Aparentemente, el policía abatido salió de la unidad y disparó para responder al ataque pero cayó asesinado.