Hace unos días Yeri Mua usó sus cuentas en redes sociales para contar a sus fans que tuvo un incidente en una estética a la que acudió en Colombia, señalando que las estilistas quemaron su cabello al decolorar con extensiones, situación que ha desatado una fuerte serie de acusaciones y contracusaciones que han generado un revuelo en redes sociales.

Según lo que la misma influencer detalló, las estilistas que trabajaron en su cabello no sabían realizar el look que ella buscaba con extensiones, pero no se lo hicieron saber en su momento y al momento de visitar a su estilista regular, este le retiró las extensiones para que pudiera ver el daño de su cabellera.

Pese a que Yeri Mua no mencionó en ningún momento el nombre del lugar al que acudió en Colombia, sus fans identificaron el lugar y enviaron miles de mensajes acusandolas de ser poco profesionales y de dejar ‘pelona’ a la famosa, es por ello que ellas han salido a defenderse, primeramente enojadas y después con un mensaje pasivo-agresivo.

En este señalan que no tienen nada en contra de la famosa y se disculpan por haberla culpado de situaciones personales en un mensaje previo, señalando que la aprecian y que, al conocerla en persona y convivir con ella, le tienen respeto y admiración.

Las estilistas de la famosa buscaron llenarla de halagos pero cometieron un error que muchas personas piensan fue una especie de venganza pues, aseguraron que también conocieron al mejor amigo de Yeri, Diego e igualmente a su novio, refiriéndose a JayF, quien también la acompañó en ese viaje. 

Estas palabras de las estilistas de la famosa desataron controversia ya que Yeri Mua habría, desde hace meses, tomado la decisión de no exponer su vida privada, negando su relación sentimental con JayF y manteniendo un ‘ship’ con el streamer Cry, quien es mucho más querido entre sus fans que su supuesta pareja real.

Varios fans de la influencer se burlaron de las disculpas de las estilistas asegurando que este comentario fue a propósito para desviar la atención del tema principal y aseguraron que no solo les bastó con quemarle el cabello, igualmente ‘quemaron’ su vida personal.