Por cuestiones relacionadas con riesgos de salud, Costco ha tomado medidas inmediatas tras la detección de un brote de listeria en algunos de sus productos. La presencia de esta bacteria ha generado preocupación por los posibles riesgos para la salud pública y por ello, se ha emitido una advertencia a los consumidores. 

El retiro se centra en los “bites de maíz estilo callejero mexicano”, elaborados por The Perfect Bite Co. Según informes de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), se ha encontrado la posible presencia de Listeria monocytogenes en estos bocadillos, lo que puede desencadenar infecciones graves, incluida la diarrea, y en casos extremos, incluso la muerte.

La FDA ha señalado el número de lote 223231 y la fecha de caducidad del 21 de febrero de 2025 como elementos clave para identificar los productos afectados. A pesar de los esfuerzos de The Perfect Bite Co. para retirar voluntariamente los productos de las tiendas de Costco en California y Hawái, existe la posibilidad de que algunos hayan sido adquiridos y consumidos por los clientes antes de la medida preventiva.

Ante esta situación, hay que ser precisos en aclarar que, aunque Costco está relizando la retirada de estos productos, no se trata de un producto de Costco Wholesale o de su marca distinguida como Kirkland. 

El riesgo para la salud pública se amplía con la emisión de una alerta nacional sobre la seguridad de los productos lácteos, incluidos quesos, cremas y yogures. Esta alerta se produce después de que se confirmara un brote mortal de listeria, afectando a múltiples marcas y cadenas minoristas, como Costco y Walmart.

Rizo-López Foods, Inc. es una de las empresas bajo escrutinio, con una serie de productos que contienen ingredientes lácteos vinculados al brote. Las autoridades sanitarias han relacionado los productos de esta empresa con un brote de Listeria monocytogenes que se está investigando desde 2014.

Los síntomas asociados con la listeriosis incluyen diarrea, dolor de cabeza intenso, fiebre alta, rigidez, náuseas y dolor abdominal. Dada la gravedad de estos síntomas, se insta a los consumidores a desechar cualquier producto potencialmente contaminado y a buscar atención médica si experimentan algún síntoma después de consumir alimentos relacionados con estos retiros.