Padres de familia no quieren que las maestras de kínder, primaria y secundaria tengan el trabajo “extra” de ofrecer contenido en “páginas exclusivas”. Esto luego del caso de Alejandra Trujillo, una docente de Guadalajara que se hizo famosa por incursionar en el Onli Flans, provocando problemas con las madres de sus alumnos.

La semana pasada padres y madres de familia presentaron ante el Congreso local la iniciativa ciudadana que busca prohibir “que las y los docentes de nivel básico de la educación pública o privada, participen en actividades que involucre la venta de contenido íntimo propio a través de medios digitales”.

Esto debido a que se ha incrementado el número de maestras que dan clases en las aulas por las mañanas, y por las tardes enseñan pero a las cámaras.

Incluso han detectado a docentes que han llegado a utilizar hasta los salones de clase como escenario para sus videos atrevidos, aprovechando que los niños se encuentran fuera en el recreo.

Alejandra Trujillo, la que inició todo.

Alejandra era una profesora de kínder que solía compartir en sus redes cómo los padres de sus alumnos le coqueteaban. Así fueron los primeros pasos en las redes sociales.

La joven tapatía cautivó a los usuarios con sus historias y belleza en TikTok, pero el gran golpe vino cuando abrió una cuenta en Onli Flans.

La joven de 25 años saltó a la fama y también comenzó a facturar, de hecho, todo indica que ya no trabaja en la docencia pues fue despedida por sus contenidos candentes y un escándalo que involucró a varios padres de familia de sus alumnos, quienes fueron cachados por sus esposas al ser suscriptores de “la miss”.

Pero ella asegura que no le importó gracias a que tuvo tanto éxito que ahora acaba de ser elegida como modelo de Playboy.

“Como maestra ganaba 12 mil pesos al mes, pero tan sólo en un mes de Onli llego a facturar hasta 200 mil pesos. Dime tú lo que vas a preferir”, declaró la joven en una entrevista.

Después de su ejemplo se multiplicaron las docentes de Jalisco que comenzaron también a pasar al OF. Se estima que existen al menos 200 maestras de ese estado inscritas en la plataforma, todas justificándose que lo hacen por los ingresos extras.

De aprobarse la iniciativa ciudadana serían despedidas de inmediato.