Xonacatlán, Méx.- Melany era una joven de 23 años que salió de su casa el viernes 16 de febrero y nunca volvió; fue localizada muerta dentro de un hotel con razón social Unlimited, ubicado en la carretera Toluca-Naucalpan, a la altura del poblado de San Antonio La Fe.

Cuando le dieron la noticia a su abuelita sobre su desaparición, ella falleció por la impresión de lo sucedido a Melany. Una doble tragedia que tiene indignados a los habitantes de Xonacatlán, quienes el lunes sepultaron a la joven y su abuela.

Sus familiares dijeron que fueron horas de angustia por no ver llegar a la joven a casa, y el sábado 17 de febrero Melany fue localizada sin vida al interior del hotel. Su cuerpo presentaba signos de violencia y fue hallado por empleados del establecimiento, quienes señalaron que ella había ingresado con un hombre, pero horas después únicamente salió él del hotel.

El lunes 19 de febrero ella y su abuelita fueron sepultadas en el Panteón Municipal de Xonacatlán.

El feminicidio de Melany es un reclamo que movió a la población para demandar a las autoridades justicia, este miércoles se hizo una marcha en el ayuntamiento, para exigir condiciones de seguridad para las mujeres de la demarcación, aunque también para el resto de los habitantes ya que en días pasados igualmente sucedió el homicidio de un joven de nombre Óscar Fernando.