Emily Leach es una joven que decidió seguir su sueño de ser albañil y abandonó su carrera como veterinaria, lo cual implicó que recibiera comentarios sexistas referentes a que no es un trabajo para las mujeres.

Y es que hay jóvenes que por ser bonitas, algunas personas, especialmente hombres, asumen que no pueden aspirar a tener un trabajo como ser albañil, por lo que suelen ser blanco de críticas e incluso, se pone en duda su habilidad.

En una entrevista para The Sun, la joven oriunda de Barnsley, Yorkshire reveló cómo ha sido criticada por haber cambiado el rumbo de su vida profesional y dejar la veterinaria, luego de graduarse de la universidad, para dedicarse a la albañilería.

Y es que todo gira en torno a su belleza, pues muchos aseguran que es demasiado bonita como para dedicarse a este tipo de trabajo.

La gente dice que soy demasiado bonita para ser albañil o dicen que soy el albañil más guapo que jamás hayan visto, lo cual no es realmente un cumplido, visto como si los estereotipos de los albañiles fueran hombres grizzly”

Fue así com o Emily Leach de apenas 25 años, decidió abandonar el sueño de curar animales para adentrarse en el mundo de la construcción, los ladrillos y el cemento, por lo que ha sido blanco de comentarios sexistas.

Sin embargo, esto es algo que quiso desde que era pequeña y por fin lo materializó, ya que aplicó para un puesto de aprendiz en una constructora y después de pasar los filtros, obtuvo el trabajo.

Aunque en el camino existieron dudas de que no la tomaran en serio por su género, ella siguió adelante, pues ser albañil es algo con lo que siempre soñó y por fin estaba teniendo una oportunidad luego de ir en contra de cualquier pronóstico.

Sin embargo, ella se considera sumamente femenina, aunque en el trabajo tenga que lucir distinta, pero a pesar de ello, ama su trabajo y a pesar de las críticas en internet de sujetos que cuestionan sus habilidades, fortaleza o destreza, ella se siente tranquila con quién es y segura de lo que hace.